General

VUELTA A LO NATURAL

Cada vez son más las personas que evitan tener relación con elementos no naturales, desde los relacionados con la alimentación como los vinculados a otro tipo de actividades habituales como, por ejemplo, nuestra higiene. De esta forma, cada producto que llega a nuestras manos ha de pasar el filtro natural tras una lectura concienzuda de todos los ingredientes que llevan.

 

Según los últimos estudios, se ha comprobado que llevar una alimentación natural conlleva una serie de beneficios muy positivos para nuestra salud. La razón es muy sencilla, ¿acaso la dieta mediterránea no es una de las dietas más equilibradas y saludable del mundo gracias a su variedad de productos naturales?

 

Antes de decantarte por una dieta, debes de conocer qué tipo de alimentos naturales son los que mejor vienen a tu cuerpo dependiendo de tus características y tipo de vida. En este sentido, cabe recordar que para llevar una vida sana se recomienda ser activo y realizar ejercicio diario. Este ejercicio puede adaptarse a cada uno, según su constitución, pasado deportivo (o no) y tiempo del que disponga, realizando actividades en consecuencia. Lo que sí que debes de hacer es evitar la ingesta de alimentos prefabricados y grasas saturadas ya que son muy difíciles de quemar y no consiguen paliar el hambre de manera natural. Los alcoholes y alimentos con pesticida también estarían fuera de nuestra dieta.

 

VUELTA A LO NATURAL EN EL TERRENO HIGIÉNICO

Igual que ocurre con la alimentación, en el aspecto higiénico cada vez son más los que se decantan por productos naturales para aspectos tan diferentes como la ducha, el afeitado clásico, etc. Aunque en un primer momento puedan parecer productos más caros, se ha comprobado que a largo plazo su uso resulta tanto más barato como más beneficioso para la piel.

 

Por ejemplo, cada vez son más los negocios que apuestan por los jabones realizados sin edulcorantes ni productos artificiales e, incluso, que abogan por la eliminación de la prueba de sus productos en animales como parte del testeo previo del producto. La utilización de productos naturales en la higiene personal trae consigo un uso consciente de las reservas naturales que nos rodean y, en el sentido más personal, nuestra piel sufre un trato menos abrasivo que con otro tipo de productos. Al tratarse de elementos naturales, cualquier pastilla de jabón (por poner un ejemplo), tiene un período de uso mayor que si se tratase con productos artificiales.