General

Vuelos a Florianópolis: ¡vacacioná en las playas de Brasil!

11

¿Estás buscando vuelos a Florianópolis para pasar las mejores vacaciones de tu vida? ¡Comprá vuelos a Florianópolis y descansá en las paradisíacas playas brasileñas! Entrá a la página de Avantrip y descubrí todas las ofertas que esta agencia de viajes tiene para ofrecerte.

Nada mejor que ese esperado momento del año donde lo único que se debe hacer es descansar: las vacaciones. ¿Y qué mejor que descansar en las playas increíbles del país enorme sudamericano? No por nada Brasil es uno de los destinos turísticos más visitados del mundo: su gastronomía exquisita, sus espectáculos callejeros, la calidez de su gente, la música inconfundible, la arquitectura pintoresca, la exuberante naturaleza y, por supuesto, sus playas, hacen de Brasil un lugar irrepetible en el mundo donde aventurarse bajo el sol.

En esta nota, veremos los motivos por los cuales nadie debería dejar de volar a Florianópolis y, desde allí, recorrer Brasil al menos una vez en la vida. ¡No te lo pierdas!

 

¿Por qué buscar vuelos a Brasil?

 

Existen innumerable cantidad de destinos turísticos alrededor del mundo dignos de ser visitados: la romántica Europa, el vibrante Estados Unidos, los exóticos paisajes del Sudeste Asiático. Entonces, ¿por qué buscar vuelos a Brasil? ¿por qué pasar las tan ansiadas vacaciones en este país? Porque Brasil tiene para ofrecer un abanico de opciones irrepetible en otro lugar del mundo.

Tanto para aquellos turistas adeptos a la vida relajada en la playa como para los más inquietos, o para quienes disfrutan de la historia y el arte como para aquellos fanáticos de la vida nocturna, el país carioca tiene planes y sitios para proponer.

¡Vamos a conocer los motivos por los cuales Brasil es uno de los mejores destinos del mundo!

 

Vuelos a Florianópolis: comenzá tu aventura en esta ciudad maravillosa

 

Quizás el primer lugar que debes tener en cuenta a la hora de emprender una aventura por el país carioca es Florianópolis. ¿Por qué? Por empezar, porque es un destino paradisíaco y a la vez accesible: no solo por la distancia física que lo separa de Argentina, sino también por los costos económicos tanto del viaje como de los gastos corrientes.

A su vez, en Florianópolis hay una amplia variedad de playas cuyas actividades principales se adaptan a todo tipo de gustos.

Y como si fuera poco, la ciudad de Florianópolis, además de sus bellezas naturales, como lagunas y territorios vírgenes, es una metrópolis con todos los servicios y planes recreativos que una gran urbe tiene para ofrecer.

Sin lugar a dudas, tus vacaciones en Brasil deben comenzar en Florianópolis.

 

 

Las Cataratas del Iguazú, un espectáculo imperdible:

 

Si bien pueden conocerse desde el lado argentino en el Parque Nacional Iguazú ubicado en Misiones, las Cataratas del Iguazú son tan imponentes que bien vale la pena recorrer sus dos caras.

En el estado de Paraná, en Brasil, también puede visitarse este fenómeno natural, considerado como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo,  entre cuyas cascadas se conforman arcoíris en el medio de la selva tropical.

Dentro de las cascadas, la más espectacular es la denominada Garganta del Diablo. Con una caída de más de 80 metros, esta catarata es el atractivo final del paseo en pasarela que recorre más de doscientas caídas de agua.

Un dato curioso es la leyenda que da origen a las Cataratas del Iguazú, cuyo vocablo en guaraní -Iguazú- significa “Aguas Grandes”. De acuerdo a los pueblos originarios, en esas tierras vivía una serpiente gigante llamada “Boi”. Para aplacar la ferocidad de este animal, los aborígenes sacrificaban a una joven doncella todos los años. En una ocasión, un miembro de las tribus se enamoró de la joven y la raptó para salvarla. Cuando Boi se enteró, partió su lomo en dos formando los saltos de agua y separando para siempre a los jóvenes amantes.

 

Río de Janeiro, la ciudad maravillosa:

 

Si estás planeando un viaje a Brasil no puedes dejar de lado a este increíble centro urbano, Río de Janeiro. Es en sí mismo, de hecho, uno de los motivos por los cuales emprender una aventura en el país carioca.

La enorme ciudad costera es famosa no solo por sus playas, dentro de las cuales se destaca la de Copacabana, sino también por su máximo símbolo: el Cristo Redentor.

También denominado como “Cristo Corcovado” esta enorme estatua se alza sobre la cima del Cerro de Corcovado, el cual escala hasta más de 700 metros de altura dentro del Parque Nacional de la Tijuca.

Si lo que estás buscando es una vista de postal que se grabará por siempre en la retina, debes viajar a Brasil y visitar el Cristo Redentor.

Pero ¿y qué hay de las playas? Como dijimos anteriormente, en Río de Janeiro se encuentran playas muy famosas como la de Copacabana. Esta zona es considerada como una de las más alegres y con mayor oferta comercial y cultural de todo Río de Janeiro. En el barrio de Copacabana se extienden playas que conviven entre sí: la playa de Copacabana, por ejemplo, está inmediatamente después que otra de las célebres playas brasileñas: la playa de Ipanema.

Si lo tuyo es tumbarte bajo el sol y relajar a la orilla del mar con un trago tropical entre tus manos, las playas de Copacabana e Ipanema son lugares que debes conocer.

 

La gastronomía, una fiesta de sabor en tu boca

 

La riqueza cultural de Brasil puede olerse, saborearse y sentirse en el paladar. La gastronomía brasileña es, sin lugar a dudas, una de las más variadas del mundo. En los diferentes platos se pueden distinguir las influencias europeas, africanas y autóctonas, formando de esta manera menúes increíbles e irrepetibles.

Su plato más típico es  la feijoada o “frijolada”, considerado como plato nacional. Conformado por frijoles negros, carne de cerdo, arroz y harina de mandioca, entre otros ingredientes, esta receta de orígenes portugueses es una fiesta para todos los paladares, incluso los más exigentes.

Por otro lado, un motivo por el cual se debe viajar a Brasil al menos una vez en la vida es para probar sus tragos frutalest, especialmente, la caipirinha. Este cóctel tradicional se compone de lima, azúcar, hielo picado y la célebre cachaza brasileña. No importa si la hayas probado en otros lugares: la caipirinha originaria del país carioca no tiene competencia ni comparación. ¡Salud!