General

RED WIFI CON SEGURIDAD WPA2

Si estás empezando a desarrollar algún programa que debe administrar conexiones WiFi y sus parámetros en Windows, encontrarás el inconveniente de que hay dos versiones de Windows que tienen API para la administración de conexiones WiFi: Windows XP Service Pack 2 (o bien SP3) y Windows Vista, y que ambas versiones utilizan APIs plenamente diferentes.

Windows XP SP2/SP3 utiliza la API “Wireless Zero Configuration” (WZC) que está casi indocumentada y no hay ejemplos de de qué forma utilizarla. Windows Vista and Windows siete utilizan la API “Native WiFi”, una nueva API que te permite administrar las conexiones WiFi mas que cuenta con pocos ejemplos para comprobar su funcionamiento. Si bien existen parches y diferentes soluciones al problema, lo cierto es que lo más cómodo y eficaz es emplear WiFi Mánager que es buen pack de funciones de las APIs mencionadas y que ofrece una manera completamente intuitiva de supervisar tanto en el momento de incluirla en tu programa como a la hora de emplearla.

LA SEGURIDAD EN UNA RED WIFI.

La seguridad WPA (Wi-Fi Protected Access) y cómo proteger una red WiFi con segudidad WPA2 , es una inquietud muy habitual entre los usuarios y administradores de redes y se comenta de forma periódica que es posible crackear WPA. Aunque hoy en día todo el mundo coincide en aceptar que el antiguo estándar WEP (Wired Equivalent Privacy) es inseguro y su empleo debe ser evitado por la posibilidad de romper el sistema en pocos segundos, al cambiar a WPA no todo el planeta conoce de qué forma se puede medir la seguridad de una clave de acceso y de una red WiFi WPA o WPA2.

De forma resumida, se puede afirmar que una clave de acceso WiFi de doce caracteres es segura y no va a poder ser descifrada con el poder de cómputo existente a día de hoy, ya que el tiempo necesario para crackear la clave de acceso crece de forma exponencial.

Si queremos aumentar la seguridad de nuestra red wi-fi podemos utilizar WPA2-PSK, que es un protocolo de encriptación más robusto que WEP.

Básicamente, la diferencia entre un protocolo y otro es que WPA2-PSK soporta una clave de hasta sesenta y tres caracteres alfanuméricos, y además, a partir de la pre-shared key que le introducimos, el sistema va produciendo nuevas claves que transmite al resto de equipos, lo cual complica la acción de descifrado. Hay programas capaces de esnifar el tráfico generado en una red encriptada con WEP y a partir de un volumen de datos (sobre los 4 gb) son capaces de descifrar nuestra clave.